jueves, 22 de mayo de 2014

UN VOLKSWAGEN PASADO POR EL OJO DE PEZ

Siendo un apasionado de la fotografía (lo cual no significa que sea uno un buen fotógrafo), y habiendo conseguido una lente de ojo de pez (también conocidas como fisheye lens), no podía quedarme sin probarlas sobre las redondas formas del Volkswagen Escarabajo. Además, no es primera vez que es protagonista de una sesión de fotografía, y en muchas ocasiones no han sido tampoco de corte clásico.

Tras dar un paseo en él, monté la lente y disparé, buscando resaltar las curvas del diseño. Como la lente no es profesional, se aprecia una aberración quizá excesiva en los márgenes, pero dado que el objetivo es disfrutar de las líneas del querido vocho desde otro ángulo, con otra mirada, ¡no nos importó! Espero que les gusten.

Jugando con las líneas de la chapa del capó del Volkswagen y su
simetría, el ojo de pez acentúa de una manera muy interesante las
formas curvas del mismo. ¡Los faros (los 'ojos') del vocho quedan
alejadas como si fuera un perro carlino!
La tapa del motor, con su forma netamente abombada, junto con la
placa que protege la luz de la matrícula, dan mucho juego. Aquí puede
verse a la izquierda el emblema del que hablaba en este post, complicado
de conseguir.
En primer plano, arriba y tras la luna trasera, puede verse la actual
tercera luz de freno que tiene mi Beetle instalada. La normativa en la
Unión Europea no obliga a instalarla retroactivamente, pero es una
de las cosas que considero actualizar en la restauración.
La seguridad, ante todo.
El lateral, aprovechando la línea curva y alzada del techo del Vocho
(que además hace que sea muy cómodo acceder a él y evita muchos
chichones), también nos entrega una visión muy interesante.

No hay comentarios :

Publicar un comentario