jueves, 8 de mayo de 2014

DIEZ AÑOS DE SUTILES CAMBIOS EN EL VOLKSWAGEN ESCARABAJO: 1957-1967

A primera vista, un Volkswagen de la década de los 50 y un Volkswagen de los años setenta podrían parecer iguales. Sin embargo la única pieza que permaneció inalterada durante los 65 años que estuvo nuestro querido vehículo en producción fue la goma de la tapa del motor. Realmente lo que deberíamos decir es que su "espíritu" permaneció intacto, cosa que no sucede siempre con las diferentes Mk de otros modelos (Volkswagen Golf, Honda Civic, Opel Corsa...).

Si bien el anuncio es de 1964, la casa Volkswagen hace uso de su
proverbial estilo de publicitar justo lo que las otras marcas trataban
de evitar: las sutiles diferencias entre los modelos de vocho, contrapuestas
a un mercado de la Automoción en EEUU obligado a renovar flota cada año. 

Vamos a desglosar los cambios surgidos en el Volkswagen Sedán entre 1957 y 1967 (el año en que se matriculó mi Escarabajo), recordando que para Volkswagen los años van de agosto a agosto:

1957: El Escarabajo adquiere por vez primera ventana trasera panorámica. La tan característica ventana oval queda en el olvido. El parabrisas se agranda ligeramente estrechando los pilares del techo. Se insonoriza mejor el maletero trasero.

1958: Se introduce una nueva gama de colores para el Vocho.

1959: El escudo de Wolfsburg deja su apariencia clásica y adopta líneas más esquemáticas. El claxon del volante pasa a ser un aro semicircular en cromo y se continúa mejorando la insonorización del motor hacia la cabina. Se introducen nuevos colores otra vez.

1960: Se producen importantes modificaciones: primeros modelos con intermitentes sobre los guardabarros, luces traseras combinadas, aumento de la potencia del motor hasta los 34 CV, caja de cambios sincronizada con relaciones más cortas, lavaparabrisas... Se mejora a principios de año la amortiguación y se introduce un pedal de aceleración más ancho.

1961: Se actualiza la gama de colores, se dispone de cuentakilómetros hasta 140 km/h y cinturones de segurridad.

1962: Aparece por primera vez el característico vinilo de agujeritos para el tapizado interior del techo del vehículo y se mejora el sistema de calefacción. Deja de colocarse el escudo de Wolfsburg en la punta del capó.

1963: El tapizado de los asientos deja de ser de tela, que se sustituye por vinilo. Se reduce la gama de colores y se aumenta el tamaño del soporte de luz de la matrícula.

1964: Aumenta de nuevo el tamaño de paabrisas, luna trasera y ventanillas laterales del Beetle, y se mejora la refrigeración por aire forzado del motor. Se restituyen muchos colores abandonados el año anterior.

1965: Se aumenta la motorización, desde el modelo básico de 1200 cc a los 1300 cc del nuevo 1300, con 40 CV. 

1966: Se añade una nueva motorización, el 1500, con 44 CV, y se ensancha el eje trasero para dotar de más estabilidad al vehículo. Las puertas reciben apoyabrazos.

1967: Se produce otro cambio sustancial en el diseño: los faros delanteros dejan de ser acostados y carenados para pasar a ser verticales (cambio que pasa factura en la aerodinámica del Escarabajo). Por fin aparecen los 12 V pero no en todos los modelos, el 1200 continúa a 6 V. Los parachoques pasan a ser de modelo europeo, gruesos y más elevados.

Son muchos los cambios, y eso que esta década contiene quizá uno de los períodos más estables en la producción de Volkswagen: en la década de 1947 a 1957 la marca introdujo muchas modificaciones para actualizar al vocho y sacarle de encima la imagen militar; en los años posteriores a 1967, especialmente en la mitad de los setenta, el Escarabajo sufrió también muchos cambios para adaptarse a las normativas sobre seguridad y contaminación, cada vez más restrictivas, así como para hacer más atractivo un modelo al que tras tantas décadas de producción el agotamiento hacía mella, especialmente en Europa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario